Una vez realizado el proceso de contratación de una cuidadora de personas mayores a domicilio, es necesario conocer de forma clara es el establecimiento y características de la relación entre la familia y una cuidadora de ancianos. Por ello, hoy en Sussalut compartimos detalles claves sobre este aspecto.

Lo primero que se debe comprender, es que empresas como Sussalut, facilitan todo el procedimiento de contratación de una cuidadora. Todo ello a través de un minucioso proceso de selección y asumiendo los trámites necesarios con la administración para que las familias puedan despreocuparse en ese sentido. 

Ahora bien, se debe entender muy bien la relación que inicia a partir de ese punto entre la persona contratada como empleada y la familia como empleador. 

La relación entre la familia y una cuidadora

Régimen de empleadas del hogar

Todas las condiciones de protección social y contractuales para las Empleadas del Hogar, quedaron establecidas en el Real Decreto-Ley 29/2021. A partir de esa aprobación los y las cuidadoras pasaron a estar bajo la cobertura de un nuevo convenio. Con ello, se pretende proteger y garantizar los derechos y responsabilidades de las cuidadoras. 

Este convenio, enmarca la relación laboral de contratación directa entre la familia y la cuidadora que debe formalizarse por escrito y expresar información referida a la retribución económica, duración, tareas principales y pernoctas, en caso de cuidadoras internas. 

Como en otros convenios, la duración del contrato puede ser indefinida o temporal, con un periodo de pruebas que como máximo puede llegar a 2 meses. 

Horarios, derechos y descansos de una cuidadora interna

Los cuidadores/as internos están las 24 horas del día en el domicilio y pernoctan en el mismo, ya que la situación del usuario así lo requiere.

El horario habitual del cuidador/a entre semana es de domingo a las 21 horas hasta el sábado a las 9 horas. En otras ocasiones son de lunes a las 9 horas hasta viernes a las 21 horas.

La jornada máxima semanal de carácter ordinario será de 40 horas de trabajo efectivo, sin contar con el tiempo de presencia, que es el tiempo a disposición, en la que no puede superar las 20 horas semanales.

Deberán pasar 12 horas de descanso entre el final de la jornada y el inicio de la siguiente.

El horario habitual del cuidador/a entre semana es de domingo a las 21 horas hasta el sábado a las 9 horas. En otras ocasiones son de lunes a las 9 horas hasta viernes a las 21 horas.

  • Deben contar con 36 horas consecutivas libres en el fin de semana.
  • Deben contar con 2 horas libres al día para descanso o para sus asuntos personales, en las que puede salir del domicilio.
  • Estas 2 horas de descanso siempre se negociarán entre el empleador y el cuidador/a anteponiendo siempre la necesidad del usuario.

¿Qué es el tiempo de presencia?

Es el tiempo que se refiere al tiempo en el que el cuidador/a está a disposición del usuario sin estar realizando horas de su jornada laboral.

La finalización del contrato

Entre ellos se encuentran:

*Por no superación del período de prueba
*Desistimiento (despido)
*Baja voluntaria

Por no superación del período de prueba

En este caso, la norma no exige ningún tipo de período de antelación y se realiza la finalización del contrato de un día para otro.

Desistimiento “despido”

En el Convenio Especial de Régimen de Empleadas del Hogar Familiar el empleador/a puede rescindir el contrato por desistimiento sin alegar motivo.

Es importante que aviséis con tiempo a Sussalut para que gestione las tramitaciones oportunas, (carta de desistimiento, nómina y el finiquito).

Si la prestación del servicio tiene una antigüedad superior a 1 año, el empleador deberá conceder un plazo de preaviso de 20 días, siendo en los demás casos de 7 días.

Finiquito:

En el caso de que no se haga con antelación el preaviso por carta escrita, el empleador deberá pagar estos días en el finiquito como indemnización. De la misma manera, si el cuidador/a quien por baja voluntaria no respeta dichos días del preaviso, tendrá efecto contrario y se le descontará de su finiquito.

Indemnización:

A su vez el empleador deberá poner a disposición del cuidador/a una indemnización por desistimiento de 12 días por año trabajado con un máximo de 6 mensualidades.

Nómina: 

La nómina del último mes consistirá en el salario proporcional de los días trabajados hasta la fecha de finalización y la parte proporcional a los días de vacaciones no disfrutados.

Baja Voluntaria

Cuando es una baja voluntaria por parte del cuidador/a que quiere finalizar su contrato laboral, primero de todo os tiene que presentar con tiempo una carta a la familia informado de su voluntad de causar baja voluntaria.

Nómina: 

La nómina del último mes consistirá en el salario proporcional de los días trabajados hasta la fecha de finalización y la parte proporcional a los días de vacaciones no disfrutados.

Indemnización:

Cuando es baja voluntaria por el cuidador/a no hay ningún tipo de indemnización.

Festivos de los cuidadores/as

Los cuidadores/as tienen derecho a disfrutar de los festivos nacionales, autónomos y locales, al igual que el resto de los trabajadores. Articulo 37 del Estatuto de los Trabajadores.

Son 12 festivos al año más 2 fiestas locales.

A pesar de que los días festivos el cuidador/a no está obligado a trabajarlos, en varios casos las familias llegan a un acuerdo con su cuidador/a para remunerarle como día festivo. También pueden llegar a un acuerdo para compensar ese festivo por días de vacaciones.

Vacaciones

Vacaciones del cuidador/a interno/a entre semana

Al igual que cualquier otro trabajador, los cuidadores también dispone de 30 días naturales de vacaciones al año, independientemente de su jornada laboral.

El cuidador/a genera 2,5 días y medio de vacaciones por mes trabajado.

Es importante resaltar que deben ser pactados entre la familia y el cuidador/a.

Siempre es mejor que sean 30 días seguidos.

Lo mejor es que exista un acuerdo entre ambas partes, de no ser así, 15 días consecutivos podrán fijarse por la familia de acuerdo a sus necesidades y los otros 15 días los elegirá el cuidador/a.

A ser posible es mejor que sean conocidas con 2 meses de antelación al inicio de su disfrute. Esto permitirá una mejora en la organización de los turnos entre familiares para el cuidado continuo de la persona a cuidar, o bien si es necesario para disponer de tiempo suficiente para que Sussalut busque un cuidador/a de sustitución.

Preguntas habituales de las familias

Durante el período de vacaciones el cuidador/a no está obligado a residir en el domicilio de la familia o en el lugar que se desplace la familia o algunos de sus miembros.

Pero siempre se puede negociar entre ambas partes.

Importante

Saber que si durante el período de vacaciones necesitáis a un cuidador/a de sustitución, Sussalut cubre los costes de la nueva selección, así como de todos los trámites (alta a la Seguridad Social, contrato, nóminas y finiquito.

Pero la familia debe pagar el salario y la seguridad social del cuidador/a de sustitución, ya que está en régimen de empleados del hogar y el contrato siempre es a nombre del empleador.

Vacaciones cuidador/a interno/a fin de semana

Los cuidadores/as que trabajan los fines de semana, ya sean internas o externas, también tienen el derecho de 30 días de vacaciones naturales.

En este caso sus vacaciones serán de 4 fines de semana en lugar de 30 días.

El horario del cuidador/a de interno/a fines de semana es: entrada sábado a las 9 horas hasta domingo a las 21 horas.

Vacaciones cuidador/a externo por horas

En estos casos los cuidadores/as por horas, pese a que trabajan menos de 40 horas semanales, así mismo, generan 2,5 días y medio de vacaciones por mes trabajado y deben respetarse las mismas condiciones que en los comentarios anteriores mencionados.

Para mayor información, no olvide consultar nuestra página de servicio o solicitar presupuesto sin compromiso. También puede seguirnos en nuestras redes sociales (Instragram y Facebook).